Al ritmo de Beyoncé para alegrar la crisis sanitaria: el baile conjunto de unos técnicos de radiodiagnóstico