España compra una partida de test rápidos defectuosos a una empresa china sin licencia