Un caco inexperto roba un móvil y manda a su víctima fotos de su día a día