Sólo un 5% de los afectados por Síndrome de Down consigue trabajo