Imputan al piloto del hidroavión que lanzó 1.500 litros de agua a un belga