El Gobierno deja fuera a las organizaciones agrarias de una reunión sobre la crisis del campo