El monopatín de Ignacio Echeverría ya está en el museo del Memorial de las Víctimas del Terrorismo