Una joven enferma se casa con sólo 16 años porque no sabe cuánto vivirá