Se extiende el 'abrazo cariñoso', el método para robar a los ancianos en sus hogares