Ana Julia actuó con un plan meditado y frío y mató a Gabriel sin posibilidad de defenderse