Ancianos tratados con mimo ante el coronavirus