Loquillo preside la mesa electoral y las monjas y abuelas repiten, entre las anécdotas de los comicios