Un bisonte decapitado y la manada posiblemente envenenada, en la reserva de Valdeserrillas