Se calcula que en España hay entre 12.000 y 15.000 menores inmigrantes solos