Los jugadores de la Selección Española celebran su segundo Mundial de Baloncesto entre lágrimas y abrazos