El conductor de un autobús sufre un ataque al corazón y arrolla a 13 vehículos