Los conductores noveles tienen tres veces más probabilidades de sufrir un accidente de tráfico