En China tras el aislamiento el 50% presentaba depresión y el 22% ansiedad