La sonrisa de los mayores en las residencias: "Me pillas con la permanente sin hacer"