Un cosechero asturiano arranca de raíz 90 árboles al ser obligado a pagar casi 900 euros a la seguridad social