Los ecologistas denuncian una falta de prevención de incendios