Numerosas familias españolas deciden aparcar las vacaciones y pasar el verano cerca de casa