Primer día con las fronteras cerradas por el coronavirus