Seis meses de angustia hasta saber si su hijo de dos años se ha contagiado de hepatitis C con una jeringuilla