Los hoteles echan el cierre por el coronavirus