Cuatro muertos, dos de ellos son niños, en el incendio en un local ocupado por dos familias en Barcelona