La calima y los fuertes vientos impiden que los medios aéreos trabajen en la extinción del incendio de Tasarte