Con 97 años y movilidad reducida, Joana cuenta cómo sobrevivió a la tromba de agua que inundó su casa de Mallorca