El jurado popular, una institución polémica