Una vecina de Tomares compró la carne mechada contaminada para celebrar el cumpleaños de su sobrina