La jueza que procesa a la manada de Callosa define la violación de “un carácter degradante, denigrante y ultrajante”

La jueza que procesa a la manada de Callosa define la violación:  de “un carácter degradante, denigrante y ultrajante”