Un año después de la sentencia, la manada sigue esperando la decisión del Tribunal Supremo