Médico, muy guapo, que trabaja en una base militar de Israel: la nueva estafa amorosa