El entorno de Natalia, preocupado por sus mensajes en las redes