Una mujer murciana cobrará 850.000 euros por una negligencia médica que la dejó ciega