El siete por ciento de los niños sufren alergias alimentarias