Dos siamesas unidas por la espalda se ven las caras por primera vez tras ser separadas con éxito