Desarticulan una organización que captaba chicas y luego las utilizaba para robar prendas de ropa