La pandemia de coronavirus acelera los procesos de digitalización en la moda y las pasarelas virtuales