Las condiciones infrahumanas en las que vivía Patricia en medio de la selva de Perú