La DGT afirma que los mayores de 65 años son las víctimas principales de los atropellos mortales