La Policía francesa intenta disolver con camiones de agua una manifestación no autorizada contra el G7 en Baiona