La ley obliga a sellar los pozos como en el que cayó Julen