Juan Francisco Vargas, el padre de Yeremi: un hombre discreto en el ojo de huracán que pasará la noche en el calabozo