Un hombre de 46 años muere decapitado tras ser arrollado por un ferry en el puerto de Ibiza