El municipio malagueño de Teba amanece cubierto de agua y barro tras la tormenta