Le dieron tres meses de vida, pero ahora está libre de cáncer gracias a donaciones anónimas