Los padres deben vacunar de sarampión a los bebés menores de un año antes de viajar a la Unión Europea