Una turba vecinal toma las calles de Vallecas con rabia y sed de venganza