Una de las víctimas de Manresa pidió ayuda tras escapar al saltar por la ventana